domingo, 13 de febrero de 2011

sábado, 12 de febrero de 2011

Otras Estampas



Estampas Infantiles




Delivery


Muestra “Delivery” Fondo Nacional de las Artes, setiembre 2010, Buenos Aires.

Como agua entre las rocas"


Muestra de dibujo e ilustración “Como agua entre las rocas” Galeria Cortina Abierta. Setiembre 2010, Buenos Aires.

Viaje al centro de la tierra


Muestra: "Viaje al centro de la tierra" homenaje a Jules Verne en la Alianza Francesa de Rosario, noviembre 2005.

Fabrica Social del Afecto


Invitado "Fábrica social del Afecto" Isla de los Inventos (Secretaria de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario), diciembre 2005.

Sueños

Muestra de pinturas Sueños en el tallaer de arte Colas de Sirenas - Octubre 2004.

"Sueño de una noche de verano" (William Shakespeare) Los sueños, lo onírico; siempre tuvieron mucha importancia para mi, y el texto de William Shekespeare me resultó hacer esto y experimentar con distintas técnicas. Una historia que habla de amor, sexo y traiciones en distintos mundos que se mezclan y confunden.

Sueño-01 (Oleo y técnica mixta sobre madera, dimensiones 0,80x1,20)
Sueño-02 (Oleo y técnica mixta sobre madera, dimensiones 1,20x0,80)
Sueño-03 (Oleo y técnica mixta sobre madera, 1,20x0,80)

Taller de Historieta "Colas de Sirenas"


Coordinador del Taller de Historietas en el Taller de Arte "Colas de Sirenas".

Artspoting 2


Muestra colectiva de artístas jóvenes "Artspoting 2" (Alianza Francesa de Rosario, octubre 2000).

Sujeto Dividido

Muestra individual de Pinturas - Bar La Muestra, agosto 2000.

Impactado desde siempre por el movimiento, la dinámica y la acción del comic; intento dibujar, pintar o escribir personajes imaginarios, casi de leyenda (no por eso intangibles) ayudado por colores brillantes, luces y sombras; tratando de conseguir calor auténtico a imágenes que se mueven y se debaten con ironía, y con cierto velado sarcasmo.
Sujeto Dividido(0,50x1,10m-acrilico sobre lienzo)
SadicusEyes (acrilico sobre lienzo-medidas irregulares)

MegaBith (0,50x1,10m-acrilico sobre lienzo)

Figuras Básicas


Cuadrado, Círculo y Triángulo. FIGURAS BASICAS. Una de las primeras cosas que nos enseñan nuestros maestros. Están a nuestro alrededor de distintas formas, convivimos con ellas. Que pasa si las encerramos en algo irregular, no tan básico... ? ... se descontractura, como una línea recta que es doblada, como un episodio inesperado que altera nuestras vidas.

muestra de pinturas Biblioteca Nacional Dr. Juan Alvarez - Marzo 2000

Gusano Verde Enrroscado (acrílico sobre lienzo, dimensiones varias).
Esquirlas (acrílico sobre lienza, dimensiones varias).
Celdas (acrilico sobre lienzo, dimensiones varias)

Javito


Historieta publicada en la revista infaltil Saquen una Hoja.

Revista "Saquen una Hoja"


Diseño editorial e ilustraciones para la revista infantil Saquen una Hoja.

Lolo Lopez


Historieta publicada en la revista Cuenta Conmigo

Revista "Cuenta Conmigo"


Diseño y públicaciones en la revista Cuenta Conmigo

Alas

4° Encuentro Regional de Escritores Jóvenes


Coordinador de Mesa de Lectura.

PINTOR PINTADO

Cuando se despertó estaba todo naranja, como si alguien hubiese puesto un celofán en su ventana. Se sentía pesado y cada paso era como el arranque de una vieja locomotora; aún estaba borracho, y sin embargo se adosó al vaso que tenía en su mano y absorvió el whisky como desierto a una gota de lluvia. Eran las veinte horas y el sol caía tras otra batalla en el mes de enero; sentía mucho calor y una brisa que cruzó la habitación lo hizo temblar, y creyó ser un equilibrista tratando de llegar hasta el otro lado, donde estaba el caballete con un cuadro a medio empezar, aún más en penumbras que su casa.

Colmó su vaso e intentando dar otro sorbo, una catarata de alcohol mojó su cuello y quemó su garganta. Tomó el pincel como si recibiese una orden y continuó con el autorretrato. Colores rojos, negros, terracotas y marrones delineaban su rostro. Sucesos recientes golpeaban su cabeza y lo retraían a su infancia; un elástico lo hacía ir y volver, como una hamaca tomando envión hacia atrás. Los colores se mezclaban como un enchastre de niños embarrados, y seguía pintando.

Volvió a despertar tirado en el piso, ahora sí amanecía. Abrió los ojos y asustado como un niño se cubrió la cara; en el bastidor estaba pintado su padre.

(Cuento seleccionado)

Gorrión sin Tiempo (Selección de Cuentos y Poemas)



ALAS

Horacio Gutiérrez tenía dieciocho años, era alto, delgado. Muy blanco de tez. Cabello negro. Ojos celestes, y tenía alas.

Tenía alas, pero no había aprendido a volar, no se había animado nunca.

-“¿Para qué tener semejantes alas sin saber usarlas? (se preguntaba).

Era muy incómodo tener que pasar de costado por puertas angostas, o tener que dormir boca abajo. Siempre se le hacía muy difícil convivir con ellas y no le encontraba ningún uso específico; a veces cuando hacía mucho calor las agitaba para ventilarse y refrescarse, pero tiraba muchas cosas al suelo.

Tenía que aprender a volar.

Un día se levantó decidido, y entonces probó agitándolas; comenzó lentamente y cada vez más rápido, cada vez más rápido; pero nada, sólo pudo levantar tierra, y hasta se lastimó la cara en uno de los movimientos.

Probó tomando carrera; moviendo las alas corrió, corrió y corrió; pero tampoco pasó nada; se resbaló y rodó por el suelo. Ahora también tenía lastimadas las rodillas y los codos.

Tenía que lograrlo y no se iba a rendir.

Pensó que desde una altura considerable tomaría envión y le sería más fácil remontar vuelo. Fue así que se dirigió hacia la terranza de su casa, se paró sobre la cornisa…

-“Tiene que resultar” (se dijo).

Extendío las alas lo más que pudo y se lanzó, al principio creyó mantenerse en el aire; pero no, tampoco dio resultado. Esta vez se había lastimado una de las alas al caer de espaldas, sangraba un poco, mas el dolor era soportable.

Tirado en el piso casi se da por vencido, cuando delante suyo observó un edificio de cristal y estructura de hierro; un edificio de veintiseis pisos. Si desde la terraza de su casa tomó algo de impulso (insuficiente por el viento); desde la terraza de un edificio como ese, el impulso sería mayor y no habría quien lo pudiese bajar de los aires.

Subió las escaleras (porque en el ascensor no entraba debido a las alas; y aparte, se sentía enjaulado), llegó muy cansado a la azotea, observó hacia abajo y le dió un poco de miedo, pero realmente valía la pena.

Suspiró; se lanzó; cayó, cayó y cayó, hasta que una corriente de aire lo tomó; entonces comenzó a lelevarse, batía sus alas y planeaba; al principio le dolían por el golpe que se había dado al caer de la terranza de su casa; pero no importaba, podía volar. Era un pájaro más en el cielo, lo que tanto había anhelado por años lo había logrado, sus alas ya le servían para elevarse del suelo. Podría viajar a todos lados y conocer muchos lugares con gente nueva, que le preguntarían quién era y desde donde venía, y así haría amigos.

Pero claro, ahora necesitaba saber cómo aterrizar.


(2° Premio Concurso Cuentos para Adolescentes, Editorial Cuenta Conmigo)